Una introducción ilusoria

Vie, 04/11/2014 - 07:29 -- Anónimo (no verificado)

Desocupado lector: Sin juramento me podrás creer, que quisiera que este libro, como hijo del entendimiento, fuera el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir la orden de naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejanza.

Suscribirse a www.starinatura.org RSS